Término de la semana

Calentamiento del mercadoIncremento del precio de un valor, inducido de forma artificial por alguien que tiene interés en una revalorización rápida. El calentamiento puede realizarse por medio de compras selectivas o difundiendo falsos rumores. La suspensión de la cotización de un valor se produce cuando surgen rumores sin confirmar que afectan de lleno al valor y a su negociación en el mercado.

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z
  1. B

B: Letra utilizada por las agencias de calificación de riesgo crediticio. Una B, o la combinación de B y A, indica un riesgo moderado de que la empresa o el organismo emisor al que se califica no devuelva su deuda. Cuando una empresa recibe para sus emisiones una calificación inferior a BB, se considera que el activo en cuestión es de «grado especulativo», es decir, con más riesgo que los activos que reciba B, A o una combinación de ambas letras, considerados como de «grado de inversión».

Benchmark: Término anglosajón que se puede traducir por referencia que se usa para hacer comparaciones. En el ámbito financiero, cualquier índice que se tome como referencia para valorar la eficiencia en la gestión de una cartera es un benchmark. Por ejemplo, para una cartera invertida en renta variable española, el benchmark más frecuente es el Ibex-35.

Beta: Uno de los principales indicadores para determinar el riesgo de una inversión, ya que mide la relación entre el rendimiento de un activo y el rendimiento del mercado en que ese activo se negocia. El índice Beta es uno de los principales indicadores que se utilizan para estimar la volatilidad -y por tanto el posible riesgo- que pueda tener un título bursátil.

Blue chip: Voz de origen anglosajón que hace referencia a los valores cotizados de gran capitalización. Suelen ser títulos emitidos por compañías solventes, reconocidas y con buenos fundamentales. Además, tienen gran capacidad para generar caja y repartir dividendos. Suelen ser los valores más líquidos y sobre los que existe mayor cantidad de información. Normalmente, se encuentran en buena parte de carteras modelos y se recomiendan para inversores que quieren invertir a largo plazo, sin preocuparse por el día a día de las cotizaciones de las acciones.

Bono.: Título que otorga a su tenedor el derecho a percibir una renta, un flujo de pagos periódicos a cambio de entregar una cantidad de dinero en el momento de su adquisición. Pueden ser emitidos por entidades públicas o privadas.

Bottom-up: Método de análisis fundamental que se caracteriza por partir de lo particular para llegar a lo general. Así, se analiza primero una determinada empresa, luego el sector al que pertenece y, posteriormente, el entorno macroeconómico general. El objetivo es poder tomar una decisión de inversión sobre esa empresa.

Break-even: También llamado punto de equilibrio, punto muerto o umbral de rentabilidad. Hace referencia al nivel de ingresos al partir del cual se cubren los costes tanto fijos como variables. Por encima del punto de equilibrio la cifra que se obtiene es beneficio. Por debajo, pérdida. El «break-even» también es un método de análisis de inversiones en productos derivados.

Burbuja especulativa: Fenómeno financiero que tiene como consecuencia la subida desmesurada de los precios de determinados bienes, muy por encima del valor que realmente tienen. El término puede aplicarse a cualquier mercado (bursátil, inmobiliario, etc). Se suele generar porque la gran rentabilidad que se obtiene en un mercado genera nuevas entradas de dinero en el mismo, y así sucesivamente. La experiencia nos demuestra que todas las burbujas terminan pinchándose.

Business Angels.: Coloquialmente, al inversor que provee de capital para que una start up inicie su actividad es conocido como business angel (inversor angelical). Habitualmente, lo hace a cambio de una participación empresarial. Estas figuras invierten sus propios fondos, no como las entidades de capital riesgo, quienes administran profesionalmente dinero de terceros a través de un fondo.