¿Es seguro invertir en fondos?

11 October, 2017 | Ignacio Rodríguez, Director de ventas para España, Portugal y América Latina de M&G.

“Invertir a través de fondos de inversión proporciona al partícipe mayor seguridad que hacerlo directamente en los mercados financieros”, asegura Ignacio Rodríguez Añino, director de ventas para España, Portugal y Latinoamérica, de M&G, en el video de esta semana de la Escuela de Inversión y Finanzas. “Es una especie de red de seguridad con la que cuentan los inversores”, añade Rodríguez Añino.

Aunque la inversión en fondos está sujeta a los riesgos que implican las inversiones de la cartera (por ejemplo, si el fondo invierte en una lista de acciones, su riesgo estará ligado a los vaivenes de los precios de esas acciones), los fondos protegen a los inversores de posibles problemas que pueda tener el banco o fabricante de ese fondo. Porque los fondos están fuera de su balance, de forma que el banco no puede utilizar ese dinero para otorgar préstamos, por ejemplo, o pagar a acreedores. Y, en caso de quiebra del banco, los partícipes de los fondos no se verían afectados.

Los fondos también protegen el capital de los partícipes y suelen evitar situaciones de iliquidez. Normalmente, y aunque depende del producto, tienen liquidez diaria y es posible rescatar el capital en cualquier momento. Ver atrapados los ahorros o no poder hacerlos líquidos, situaciones que pueden ocurrir con otras inversiones como por ejemplo las inmobiliarias, son casi inexistentes en estos vehículos.

La protección de la diversificación

Pero la mayor protección que ofrece un fondo es a través de la diversificación: invertir junto a otros permite disponer de un mayor capital, de forma que se puede invertir de forma más amplia y global, pues el acceso a los mercados también es mayor.

Así, se podrán comprar más títulos o índices y diversificar mucho más la inversión, de forma que si se producen caídas en unos pocos títulos, éstas impactarán mucho menos en el patrimonio invertido. O lo que es lo mismo: la diversificación ayuda a limitar y controlar las pérdidas. Y al mismo tiempo, al ampliar el universo de inversión, la diversificación permite encontrar más oportunidades y aumentar las posibilidades de impulsar los retornos.

Una gestión profesional

La otra gran protección que ofrece un fondo es la gestión profesional: aunque nada está garantizado, las decisiones que tome un experto tendrán más probabilidades de éxito que las que tome un inversor por su cuenta. Contar con un profesional al frente de la cartera es una fuente de mayor seguridad.

 

Últimos vídeos

Nuestros colaboradores