Cobertura

Provisión de fondos con el objetivo de asegurar una operación bursátil. La cobertura también es una técnica que reduce el riesgo que supone mantener una posición en algún tipo de inversión. Las coberturas se pueden hacer con fondos, acciones o productos derivados, aunque normalmente se realizan con estos últimos para aprovechar que con ellos se pueden obtener importantes beneficios con cantidades de dinero mínimas. Para cubrirse, el inversor toma una posición contraria a otra ya existente y así protege la posible pérdida.